I Love Costa Daurada SALOU, TURISMO El yacimiento ibérico de La Cella, patrimonio histórico-cultural de Salou

El Grupo de Investigación Seminario de Protohistoria y Arqueología de la URV ( GRESEPIA) y la empresa IBER. Arqueología, Patrimonio y Turismo SL, empresa spin off de la propia URV, en colaboración con el Ayuntamiento de Salou, organizan periódicamente varias visitas teatralizadas al yacimiento arqueológico de La Cella situado en Cap Salou. Un nuevo atractivo turistico y cultural que Salou quiere incluir en las nuevas rutas de patrimonio histórico del municipio junto a los yacimientos romanos y la recién recuperada Cala Morisca.

Estas visitas las realiza uno de los responsables del equipo que ha llevado a cabo las campañas arqueológicas efectuadas en el yacimiento, y sirven para explicar tanto las características principales del asiento como los resultados obtenidos en los trabajos arqueológicos y su interpretación.

El objetivo principal de estas visitas es mostrar este poblado protohistórico de los siglos IV-III aC, uno de los activos patrimoniales y turísticos más importantes del municipio: su excelente ubicación junto a la costa, su sistema defensivo, la arquitectura doméstica y sus casas complejas, sus calles y su urbanismo, sus actividades económicas o más cotidianas y sus costumbres.

Visita guiada al yacimiento ibérico de La Cella en Cap Salou.

Detallada explicación sobre el armamento empleado por los íberos durante las batallas, por Jordi Vila.

Recreación virtual del poblado ibérico

El público puede asistir a visitas en versión castellana o elegir otros horarios con explicaciones en catalán. Algunas sesiones tienen un valor añadido con la degustación de cerveza Iberika y un taller de escritura en el propio yacimiento.

Además, el grupo de investigación de la URV ha impulsado un proyecto de recreación virtual para complementar la experiencia de los visitantes. «Intentamos levantar estos muros de dos palmos que tenemos conservados y reproducir tal como era antes el poblado con gafas de realidad virtual, a partir de hipótesis científicas», explica el desarrollador de la iniciativa, Ivan Cots.

El precio de la experiencia es de 10 euros para los adultos, de 5 euros para los niños y niñas de entre 7 y 12 años de edad, y de 22 euros para las familias (2 adultos y 1 o 2 niños / as). Se recomienda hacer reserva previa, llamando al teléfono 659 111 081 o enviando un correo electrónico a jvila@iberapt.com.

Visita guiada en verano al yacimiento ibérico de Salou.

Las visitas teatralizadas, junto con la recreación virtual, duran aproximadamente 2 horas. Foto ILCD

La población de La Cella: cartagineses, íberos y griegos

Los primeros trabajos arqueológicos se iniciaron en 2010 y se vienen repitiendo desde entonces de manera anual con campañas de entre 3 y 6 meses. Unas excavaciones que han servido para poner al descubierto el poblado, el más destacado del Tarragonès, que data del 400 AC. Se trata de un yacimiento que fue ocupado hasta el 250 AC, aproximadamente, en el siglo II AC, cuando se abandona pacíficamente.

Los investigadores sostienen que el enclave corresponde a una ciudad de época ibérica donde convivió una comunidad mixta con cartagineses, iberos y griegos. El abandono se produjo de forma pacífica, sin que se haya documentado el motivo. Sin embargo, se especula con epidemias, cambios en las redes comerciales, agotamiento de recursos o motivos políticos, en este caso forzados a marchar hacia la actual ciudad de Tarragona.

El hecho de que no se produjeran episodios violentos ha hecho que los arqueólogos no hayan podido encontrar materiales relevantes de la época. Pero sí han aparecido fragmentos de cerámica ibérica e importada, tanto cartaginesa como ibicenca. Dadas las dimensiones de las casas y su cronología, los expertos enmarcan la Cella en un poblado protohistórico. Una villa situada en un lugar estratégico, donde habrían convivido comunidades mixtas dedicadas a la actividad comercial.

Reproducción de cerámicas encontradas en La Cella.

En La Cella han aparecido fragmentos de cerámica ibérica e importada, tanto cartaginesa como ibicenca.

Protección, conservación y excavaciones

En estos momentos, los arqueólogos siguen trabajando en la consolidación de las viviendas descubiertas en el asentamiento de La Cella. El Grupo GRESEPIA, se ha centrado, las últimas temporadas, en la protección superficial de las estructuras conservadas y en la aplicación de productos que frenen la degradación del conjunto de época ibérica. Las actuaciones de conservación han consistido en depositar una capa de mortero de cal dentro de las casas más bien conservadas y en la aplicación de productos químicos en estructuras de piedra y chimeneas para protegerlos de las inclemencias del tiempo.

Durante este 2019 y 2020 se seguirá protegiendo el espacio y se prevé una nueva excavación en los terrenos del yacimiento que pertenecen a la Autoridad Portuaria de Tarragona. Una vez finalizados los trabajos se pretende la musealización y apertura definitiva de lo que los expertos consideran la mítica ciudad de Cal·lípolis. Además, el Ayuntamiento quiere incorporar el yacimiento de La Cella al trazado del camino de ronda, proyecto enmarcado en el Plan municipal de recuperación del patrimonio medioambiental e histórico del litoral de Salou.

Desde 2010, los arqueólogos han documentado la existencia de una veintena de viviendas, con superficies de entre 90 y 120 metros cuadrados -bien bien el triple de los típicos poblados ibèrics- en un ámbito de 6.000 metros cuadrados. Se estima, sin embargo, que la dimensión total del poblado podría haber alcanzado los 10.000 metros, si se incluye la zona que habría sido destruida por la actividad de la antigua cantera del Puerto.

Plano general del yacimiento de La Cella en Cap Salou.

Plano general del yacimiento de La Cella en Cap Salou. Foto ILCD.

Pin It on Pinterest